Testamento cerrado

Testamento cerrado

La persona escribe su testamento e unos folios, puede ser a mano o un ordenador o máquina de escribir, y firma todos los folios y al final de la última página y lo introduce en un sobre sin cerrar porque hay que llevarlo al Notario.

¿Qué hago después de escribirlo?

Hay que introducir las hojas en un sobre y lo cierra. Después hay que ir a un Notario con el sobre para que éste lo selle con un sello de cera de lacrar, para evitar que nadie lo abra. El Notario firma en el sobre e indica el número del sello. El sobre también lo firma el testador y escribe que dentro del sobre se encuentra su testamento y si lo ha hecho con alguna máquina o de su puño y letra, y que está firmado por él. De todo esto el Notario levanta un Acta para dejar prueba de todo ello.

¿Dónde dejo el sobre?

Puede guardarlo en su casa o dejarlo a una persona o, lo más aconsejable, es depositarlo en el Notario que le dará un recibo.

¿Qué pasa después del fallecimiento del testador?

Si el testamento lo tiene un Notario, hay que comunicarle el fallecimiento de la persona y, antes de 10 días desde que se le ha hecho esa comunicación, el Notario debe entregar el testamento al Juez para que éste inicie los trámites para el reparto de la herencia entre los herederos.

Si no lo hemos depositado en un Notario corremos el riesgo de que el sobre se pierda o que la persona a la que se lo entregamos pueda haber fallecido, o trasladado de ciudad. Insistimos que lo más aconsejable es depositarlo en un Notario porque siempre estará disponible.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies