Blog

Resbalón por suelo mojado: Reclamación

Es normal que los grandes establecimientos, Restaurantes de comida rápida o Centros Comerciales tengan que estar realizando trabajos de mantenimiento y limpieza del suelo por donde transitan todos los usuarios y visitantes de dichos establecimientos; por higiene y por imagen.

Quien no ha visto en el suelo de esos establecimientos esos caballetes de plástico, abiertos, de color amarillo intenso,  en diferentes zonas de los mismos, con una clara indicación en rojo de alerta: AVISO ( Precaución) SUELO (Pavimento) MOJADO.

De igual forma también hemos visto en alguna ocasión resbalones de los clientes despistados y poco atentos que pisan ese suelo mojado y nos provocan una sonrisa cuando es un simple resbalón o una preocupación cuando ese resbalón ha sido más grave y la persona ha sufrido un daño y, más aún, si es de edad avanzada con una posible mayor gravedad.

resbalón

Casi siempre alguna de esas personas que se arremolinan alrededor del perjudicado intentando ayudarle, miran al suelo intentando ver cómo es posible que se haya caído esa persona y, casi siempre, intentando ver si en el suelo hay esas advertencias de suelo mojado tan visibles y de la posibilidad de caídas en ese suelo mojado y peligroso para pisar.

En el supuesto de que No existan esos letreros de aviso en el suelo o, aun existiendo, la mayoría de esas buenas personas que se agolpan alrededor del accidentado suelen de ejercer de cuasi-abogados e insisten en indicarle que reclame daños porque el establecimiento siempre es responsable de esos daños: algunas veces es así, pero No siempre.

En muy raras ocasiones, el personal de limpieza que se encuentra fregando un sector del suelo del establecimiento, lo hace de forma descuidada y sin advertir de su presencia y del riesgo que puede comportar pisar lo mojado y, para ello, utiliza esos Avisos impresos en caballetes amarillos abiertos con claras indicaciones de PAVIMENTO MOJADO, incluso con viñetas de personajes que simulan una caída.

La pregunta sería:

¿Es suficiente la advertencia de esos letreros y que sean visibles?

¿Hay siempre responsabilidad del establecimiento aunque existan esos letreros de advertencia?

Aunque pueda parecer este un tema sin mayor importancia, son muchos los casos que se producen al cabo del año y que han motivado numerosas Sentencias de los Juzgados, de las Audiencias Provinciales y del mismo Tribunal Supremo, ya que los efectos de esas caídas no siempre son simples golpes, sino que a veces los perjuicios, tanto físicos como económicos, son de gran importancia.

Gran parte de las decisiones de esos Tribunales intentan delimitar lo que llaman:

“aceptar los riesgos generales de la vida”

“pequeños riesgos que la vida obliga a soportar”

“riesgos hay en todas las actividades de la vida”

¿Qué significa todo eso?

Pues que para acreditar todo eso, que hay responsabilidad del establecimiento donde se ha producido la caída, hay que probar que en el mismo “ no ha habido medidas de vigilancia, mantenimiento, señalización, cuidado o precaución” que le deberían ser exigibles al establecimiento.

En cambio no habrá responsabilidad del establecimiento en los que la caída se deba a “la distracción de la persona o por no haber puesto la atención adecuada” ( Eje: tropezar con una manguera de riego del servicio público de Jardines que está en la acera conectada a una salida de agua; cogerse la mano en una puerta giratoria, tropezar con un escalón, etc).

En el caso de los resbalones y/o caídas producidas por suelos o pavimentos mojados con advertencias visibles de Avisos de que están mojados, los Tribunales tienden a considerar que ha existido una falta evidente de atención del perjudicado y más si la persona ha visto que había personal del establecimiento fregando el suelo y, por ello, debería haber tomado las precauciones necesarias y ha habido una desatención de la víctima que debería adoptar las precauciones necesarias para no resbalar.

Esta teoría también se aplica, en ocasiones, a casos en los ni tan siquiera existían esos avisos de PAVIMENTO MOJADO, debiendo demostrarse por la víctima que no había visto a ningún empleado limpiando los suelos y No existía ningún tipo de advertencia o aviso de peligro en el suelo; sólo en esos casos se podría intentar la reclamación judicial.

Para una demostración de diversificación de caídas y de su distinto tratamiento por los Tribunales,  es cuando la víctima no podía tener la más mínima advertencia de que hay elementos en el suelo que le pueden provocar una caída y no tiene porqué mantener una actuación de vigilancia permanente: no puede ir siempre mirando al suelo para andar. Uno de esos casos en cuando en el suelo hay suciedad, por ejemplo de grasa caída de algún plato, y que al pisarla provoca la caída de la víctima: en ese caso no se le puede exigir a la víctima un mayor cuidado o vigilancia para evitar una caída, ya que no existe evidencia o advertencia alguna de ello y no tiene que prestar una especial atención al andar por el establecimiento. En estos casos se puede reclamar con éxito.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies